Consejos para llevar un buen perfume

04/11/2013

Consejos Para Llevar un Buen Perfume

Un aroma puede producir efectos inesperados. La fragancia que utilices puede ser un muy buen motivo para que alguien quiera volver a verte o para que te olvide de inmediato. Una vez que hayas elegido la fragancia, que ya hayas decidido el tipo de aroma que quieres que te represente y defina, tendrás que tener en cuenta algunos consejos a la hora de llevar el perfume.


Ojo con las aplicaciones.
La fragancia debe sentirse de manera natural. Si utilizas un perfume de aroma persistente y en gran cantidad, puede que se pierdan los efectos que deseas lograr. No invadas el espacio de tu entorno, ya que si el perfume es muy fuerte, quizás quienes te rodean no querrán estar contigo. Aplica pocas cantidades.


Fíjate donde aplicas la fragancia.
Si usas un buen perfume, vaporízalo en pequeñas cantidades siempre sobre la piel. En cambio, si utilizas alguna fragancia más ligera, como el agua de colonia, puedes aplicarla sobre la ropa.


Fíjate cuando aplicas la fragancia.
El momento ideal para aplicar un perfume es después de una ducha caliente, ya que los poros de la piel se abren y la fragancia puede penetrar mejor. Si lo haces en algunas zonas como las muñecas, tobillos, detrás de las orejas y rodillas, seguramente el aroma será más persistente.


No mezcles aromas.
En general sucede que uno se aplica perfume después del baño. Intenta que el gel de ducha y el desodorante sean de la misma línea de tu perfume. Así evitarás que se mezclen los aromas.


Ten Precaución con las joyas.
Esto no siempre sucede, pero algunas joyas, por ejemplo las fabricadas a base de perlas, pueden verse deslucidas por la acción del alcohol de los perfumes. En este caso, si utilizas un par de aros o collar intenta no aplicar perfume en la zona de las orejas o cuello, para evitar estropear las joyas.

Carrito de compra

Producto añadido al carrito de compra correctamente