10 relgas para proteger el pelo del sol

10/07/2014

Conocemos de sobra las consecuencias de los daños del astro rey sobre nuestra piel. Pero, ¿y las del pelo? El calor lo deshidrata, los UV lo debilitan y alteran el color, la sal y el cloro lo resecan y quiebran. Y curiosamente, solo un 10 por ciento de los españoles invierte en productos de protección capilar. Por eso hoy os dejamos un decálogo que os permitirá volver de las vacaciones con el pelo (casi) igual de saludable.

1-Utilizad sombrero. Es la mejor barrera y además favorece un montón. Mejor de ala ancha que una gorra, y preferiblemente tupido que calado.

2- No olvidéis la protección solar. Si resguardamos nuestra piel de los rayos solares, ¿porque no hacemos lo mismo con nuestro pelo? Las gamas protectoras capilares son especialmente necesarias en los cabellos coloreados (para que no se modifique el color) o tratados (los alisados, permanentes…abren la cutícula y estará más desprotegida).

3-Lavaos el pelo sin productos agresivos. Ya bastante mal lo está pasando con el sol, la sal y el cloro como para sumar un embate extra. Os gustarán los champús “para cabello y cuerpo” porque están diseñados para usar a diario sobre dos zonas delicadas, y seguro (o eso esperamos) que serán cuidadosos con ellas!

4- Utilizad aftersun. Como sucede con los cosméticos para el cutis, estos tienen activos reparadores que devuelven al pelo los nutrientes que haya podido perder.

5- Olvidaos del secador y aprovechad el buen tiempo para dejar secar el pelo al aire.

6- Aplicaos algún aceite solar una vez a la semana y dejadlo actuar toda la noche. Fortalecerá el pelo y estará más resistente para la exposición al sol a la mañana siguiente.

7- Decid adiós al pelo verde. Para evitar que el pelo rubio empiece a ponerse verdoso por culpa del cloro de las piscinas o utilizamos un gorro (y estamos feísimas!!) o nos aplicamos un gel invisible que forme una película sobre el pelo y lo aísle del cloro y la sal.


8. Nada de mechas de colores. Aunque son una tendencia en alza, pueden “machacar” el pelo si se abusa de ellas. El “plan B” son las máscaras capilares (son como las de pestañas, pero para el pelo). Sólo hay que pasarse el cepillito sobre los mechones elegidos, esperar cinco minutos para que seque, y cepillarlo para que se elimine el apelmazamiento y el pelo quede como con un tinte de peluquería.

9. Cuidado con las espumas, los geles, las ceras o pomadas de peinado que contienen alcohol. Este reseca el cuero cabelludo dando lugar a encrespamiento, caspa e incluso caída del pelo. En esta época del año es preferible utilizar cosméticos “abstemios”.

10. Las planchas de peinado se pueden usar siempre que sean cerámicas y de buena calidad…

Carrito de compra

Producto añadido al carrito de compra correctamente