LA FIESTA PINTA DE ORO Y NEGRO

29/12/2009

Es tan importante como el vestido, los complementos, las joyas o el peinado y, sin embargo, no se suele hablar de él... excepto cuando falla. Un buen maquillaje es el aliado perfecto para completar un look de fiesta. En las que ahora se aproximan, veremos en este sentido mucho negro; el brillo se encargarán de aportarlo los tonos dorados. Para que nadie llame la atención estas Navidades por la falta (o el exceso) de maquillaje, Natalia Blesa para L’Oreal Paris nos propone dos opciones con las que acertarás seguro: una de ojos marcados y labios rosados; la otra, de mirada intensísima.
Quien mal empieza
Preparar la piel antes de maquillarla es fundamental. Por una parte, nos permitirá obtener un resultado más uniforme; por otra, no menos relevante, evitará que la dañemos. Aunque los buenos productos vienen preparados para no deteriorar la tez, las pieles que se someten a un proceso de maquillaje a diario pueden acabar por resentirse. Por eso, siempre debemos empezar por hidratar la piel. A continuación, se aplica primero una base alisadora y, después, el fondo o la base de maquillaje.  Ya por una cuestión estética, antes de continuar podemos utilizar un rizador de pestañas para darles forma.
Ojos de gata con aire de fiesta para un ‘look’ rosado
Comenzamos por marcar el contorno del ojo con eye liner o lápiz negro por arriba y por abajo (foto 1). Utilizamos sombra de ojos negra para definir ese mismo contorno, así conseguimos intensificar el efecto de ojos agatados.
También alrededor de los ojos, marcamos el área con sombra dorada (foto 2).
A continuación, aplicamos máscara de pestañas negra en bastante cantidad. Para realzar el aire festivo, con un pincelito damos toques de sombra dorada también sobre las pestañas, con lo que lanzarán destellos.
Aplicamos colorete en tonos marrones sobre el hueso. Con ese mismo tono, marcamos también el hueso del párpado, justo debajo de la ceja. Para el rubor, elegimos otro colorete, éste en color rosa.
Mirada muy intensa para unos labios supernaturales
Comenzamos por extender una sombra ahumada oscura por todo el párpado superior (foto 1). Conseguiremos, así, una mirada especialmente intensa. Extendemos también un poco de la misma sombra negra justo debajo del ojo.
Realzamos la intensidad aplicando mucha máscara de pestañas negra.
Potenciamos el mismo efecto con kohl o lápiz de ojos negro dentro del ojo.
El toque dorado indispensable para hacerlo más festivo y lograr que tenga brillo lo damos aplicando sombra de ojos de este color sobre todo el párpado superior.
Marcamos los pómulos con un polvo bronceador.
Para terminar, perfilamos los labios con un tono natural. Ya que los ojos van fuertes, conviene que empleemos un gloss o brillo de un color claro para la boca.
www.20minutos.es

Carrito de compra

Producto añadido al carrito de compra correctamente