LOS LABIOS LEGENDARIOS DE COCO CHANEL SE REINVENTAN

01/02/2010

Ideas revolucionarias
Coco Chanel tuvo mucho que ver con algunos de los cambios más importantes en los cánones estéticos del siglo XX.
Se cortó el pelo a lo garçon, escandalizando a los conocedores del mundo de la moda de aquellos años.
Después de su primer perfume, que salió al mercado en 1921, aparecieron sus primeros maquillajes: una barra de labios, un blush y una polvera. A estos siguió una larga lista de innovadores productos de belleza.

Además, el cuerpo femenino vio en ella una salvadora. Ahuyentó muchos complejos absurdos, pues al ser poco voluptuosa, pasó de rellenos, corsés y varillas de hueso de ballenas, a otro truco estético -bolsillos blancos en la pechera-, lo que aumentaba visualmente su baja estatura y disimulaba su falta de pecho, que solía destacarse en los diseños propios de la moda durante la belle époque.

La historia continúa

Chanel murió en París el 10 de enero de 1971, pero su legado sigue vivo y su histórico rouge nunca dejó de evolucionar. Hoy, le tocó el turno de reinterpretar el labial a Peter Philips, el maquillista belga quien es el actual director creativo mundial de la firma. Su reto era hacer que las mujeres voltearan de nuevo la cara a la barra de labios para olvidarse ya un poco del gloss.

Los tonos están inspirados en los de las telas de las codiciadas prendas de la firma. Logró desarrollar 30 tonos, cada uno de ellos bautizado en honor de algún aspecto relevante en la vida de la fundadora de la casa Chanel, están el Camelia, Mademoiselle, París, Perlé, Cashmere, Gabrielle, Vendôme, Rivoli, Ballet Rusee y Venise, entre otros.

La fragancia del labial es una composición de rosas frescas y acordes de frambuesa, sobre un fondo empolvado irisado y avainillado. Su fórmula garantiza una óptima hidratación y su vocera es la cantante Vanessa Paradis.


Carrito de compra

Producto añadido al carrito de compra correctamente