LAS BROCHAS DE MAQUILLAJE

04/10/2010

Para  lograr el maquillaje perfecto no sólo requiere invertir en sombras, bases, labiales y coloretes, sino que también es fundamental tener las herramientas necesarias para que la magia ocurra. Los pinceles son esenciales a la hora de lograr los resultados deseados, es por eso que cada uno tiene una forma especial que nos ayudan a clasificarlos en brochas para difuminar, empolvar, delinear, estructurar, realzar o subrayar.

La elección de estas herramientas es algo personal, y debes utilizar las necesarias. Según el tipo de maquillaje que utilizas. En general, son preferibles las brochas de pelo natural para las texturas en polvo, y los aplicadores sintéticos para los maquillajes cremosos.

Cómo limpiarlas:

Utiliza productos especiales para la limpieza, o con shampoo de bebé, nunca utilices lavavajillas, es un producto muy agresivo que puede estropear las cerdas naturales. Nunca mojes el mango del pincel, emplea el tiempo necesario para ello, la limpieza no a de ser agresiva sino que hay que hacerla de manera suave e imprimiéndoles siempre forma a tus pinceles y sécalos hacia abajo.

Tipos de brochas de maquillaje

1- La brocha para la base de maquillaje debe ser plana para una perfecta aplicación de la base líquida de maquillaje sobre el rostro.
2- Para aplicar el corrector debes usar una brocha pequeña y puntiaguda, que llegue a todos los rincones para aplicar el corrector y el iluminador: contorno de ojos, aletas de la nariz, granitos localizados.

3- Esta pequeña brocha es ideal para un control perfecto del eyeliner, nos permite crear una línea perfecta. Su punta es muy fina y viene perfectamente embalado para una total precisión.

4- Para aplicar las sombras  debes usar una brocha ancha,  redondeado y plana, para aplicarlas con rapidez y precisión. Se aplica la sombra con la punta y se difumina tumbando el pincel sobre el párpado.

5- Esta es  ideal para realizar una línea de color alrededor de los ojos, tanto en el párpado de arriba como en el de abajo. Es muy fino y preciso, algo que conseguimos gracias a su punta biselada.

6- La más gruesa es ideal para extender los polvos sueltos por el rostro, el cuello y el escote. También cuando aplicamos polvos bronceadores en los hombros y los brazos, o cuando utilizamos polvos compactos de una manera más ligera. Un imprescindible absoluto en cada maquillaje.

7- La brocha para el colorete tiene forma abombada, ideal para difuminar. Se aplica el tono en los pómulos y con toquecitos rápidos se asciende hacia las orejas.



Carrito de compra

Producto añadido al carrito de compra correctamente