SI NO QUIERES ENVEJECER ¡DESMAQUÍLLATE ANTES DE DORMIR!

17/08/2011

El maquillaje, aunque no lo creas, constituye una agresión al cutis, ya que suele tapar los poros formando una película de agentes contaminantes. Para conservar la salud y lucir un cutis hermoso es indispensable la limpieza a fin de mantenerlo libre de residuos que lo opaquen. Una recomendación general es limpiarlo cuando menos dos veces al día, y aún más importante nunca irse a la cama sin antes desmaquillarse, ya que a lo largo del día se acumulan un sinnúmero de impurezas, que de no eliminarse contribuyen a avejentar el rostro de manera prematura.
A continuación algunos factores que favorecen su deterioro:
• La piel se renueva continuamente, acumulando capas de células muertas que la hacen lucir sin luz si éstas no se retiran.
• El aumento de la contaminación atmosférica hace que se acumule polvo, hollín y otras micropartículas que de no eliminarse, agravan problemas como acné y otros padecimientos de la piel, ya que la suciedad se acumula y la dermis se deshidrata.
• Uso de cosméticos y maquillaje, los cuales deben retirarse para dejar que la piel respire. Un error común es 'retocar' el maquillaje sin eliminar los residuos del anterior, ya que esto solamente encapsula los contaminantes y obstruye aún más los poros evitando
la respiración. • Por las noches es necesario limpiar la piel para dejarla receptiva hacia los nutrientes que podamos brindarle a través de las cremas de noche o del rocío de agua termal.
Opciones de limpieza
Sabemos que quizá al final de día estés tan cansada que lo único que quieres es recostar tu cabeza en la funda de la almohada. Al hacer esto con el rostro sucio, estás depositando impurezas en las fundas de la almohada, con la cual estarás en contacto durante toda la noche, lastimando el rostro e impidiendo su relajación.
Desafortunadamente el agua corriente es insuficiente como elemento de limpieza ya que elimina con dificultad la grasa. Al acompañarla de un jabón con sosa, sin bien se retiran las impurezas, también se elimina la capa hidrolipídica, encargada de recubrir y proteger la epidermis. Por tal motivo a continuación te ofrecemos tres opciones para tu rutina diaria de limpieza:
Crema lavante: Limpieza ultra delicada que hace la acción de un jabón sin serlo ya que hace espuma y al enjuagarla deja la piel hidratada y agradablemente perfumada.
Agua desmaquillante: Si eres de las que no les gusta sentir el agua fría en el rostro por las noches, especialmente en temporada de frío, la loción es una buena opción para limpiar y desmaquillar al tiempo que purificas tu piel. Con sólo mojar un algodón con la solución es posible retirar los restos de contaminación sin necesidad de enjuague.
Toallitas desmaquillantes: Si un día el cansancio es extremo, o como práctica regular, puedes usar unas toallitas húmedas que limpian con suavidad y desmaquillan tanto cara como ojos. Elige aquellas que están enriquecidas con agua termal.
Recuerda que las toxinas y contaminantes del ambiente hacen ver a la piel del rostro reseca y sin vida. Además, contribuyen de manera importante a la aparición de irritaciones, manchas de la edad y endurecimiento de las fibras de colágeno lo que genera las tan temidas arrugas. No permitas que esto afecte la belleza de tu rostro y siempre sigue una adecuada rutina de limpieza antes de dormir para lucir un cutis fresco y lozano.

Carrito de compra

Producto añadido al carrito de compra correctamente