COMO CONSEGUIR QUE TU PERFUME DURE EL MÁXIMO TIEMPO POSIBLE

01/11/2010

Escoger el aroma que mejor nos caracteriza no siempre es una tarea fácil. Pero más complejo es cuidar adecuadamente esa elección. Y no es porque en la práctica sea difícil hacerlo, sino más bien por desconocimiento. Un ejemplo: muchas mujeres ingenuamente dejan su frasco en el baño. ¡Grave error! La humedad altera la calidad del producto.

01.  Guarde la caja
Los perfumes  vienen en caja  no sólo por un tema estético. La próxima vez que decida tirar el packaging piénselo dos veces.  La luz y el  calor afectan seriamente la composición de las esencias y provocan que con el paso del tiempo pierdan su aroma. Hay que guardarlos en lugares que estén más bien frescos (lo ideal es bajo los 10 grados) y que no les dé la luz directa del sol o de ampolletas. El clóset, los cajones o cualquier sitio resguardado es lo  más apropiado. En países tropicales se recomienda dejarlos en el refrigerador. La humedad excesiva también altera la calidad. Los cambios de temperatura del baño son  grandes enemigos del perfume.

02. Hidrátese

¿No come frutas ni verduras y tampoco toma dos litros de agua diarias? Pésimas costumbres que afectan no sólo la salud de su vida sino también la fijación de su perfume. Lo mejor es aplicarlo después de ponerse la crema de cuerpo, porque dura menos tiempo sobre la piel seca que sobre la hidratada. Y si el gel de ducha y la crema corporal que aplica antes son de la misma línea, tanto mejor. Otro truco para que la fragancia dure más tiempo es aplicarla en las zonas donde la circulación sanguínea es más fuerte: en las muñecas, en el cuello y detrás de las orejas. Las palpitaciones reavivarán el aroma durante todo el día.

03. Recuerde la duración
Los amantes de los perfumes no se conforman con uno ni con tres. Ya sea por el gusto por los aromas o por la belleza que ofrecen los frascos, muchas personas tienen verdaderas colecciones. Pero ojo, porque éstos no son eternos. Es probable que ese perfume que compramos hace más de tres años ya no mantenga todas sus cualidades. Es decir, el aroma puede que siga siendo el mismo, pero no la fijación.

04. Lleve un perfumero en la cartera
Aunque la fijación de algunos perfumes se extienda por más de ocho horas, siempre conviene llevar un perfumero o una miniatura en la cartera. La  mejor forma de prolongar la fragancia es hacer algún retoque ocasional. Y otro consejo: cuando se lo aplique evite hacerlo en el triángulo olfativo que se forma desde los hombros hacia el pecho porque podría provocarle mareos e incluso desmayos.

05. El cigarro y la ropa
No es que el cigarro altere la fijación. Lo que pasa es que muchas veces su aroma 'compite' con el perfume que usamos. Por eso, después de fumar se aconseja aplicar nuevamente unas gotas de perfume. Otro consejo es aplicarlo sobre la ropa, a unos 10 o 15 centímetros de distancia, para que quede bien atomizado.


Carrito de compra

Producto añadido al carrito de compra correctamente