UTILIZA LA HERRAMIENTA DE SEDUCIRLO CON TU AROMA

16/03/2011

Los perfumes siempre han ocupado un lugar privilegiado entre los artículos de belleza para hacer más agradable la vida de quien lo usa. Con el objetivo de encontrar las mejores fórmulas que respondan a los deseos y gustos de cada persona.

El arte de extraer perfumes se practica desde tiempos inmemoriales. El origen de la perfumería viene de los países de Oriente (India, Arabia, Islas de Tylos).
Y eran utilizados como medio de comunicación y rendir tributo a los dioses.

Los egipcios, árabes y griegos convertían en auténticos ritos perfumarse. Faraones, grandes califas e incluso reconocidos pensadores dedicaron buena parte de su tiempo al arte de perfumarse.

Las fragancias de las flores y minerales han sido extraídos y llevados a un proceso de experimentación para lograr sacar lo mejor de esta sustancia para ser usado como símbolo de sensualidad.

Utiliza la herramienta de cautivarlo con tu fragancia.

¿Cómo…?

Debes escoger un perfume que se identifique con tu personalidad y que te agrade.

Siempre debes usar esa esencia y más cuando lo vayas a ver.

De una forma sensual e indirecta hazle saber a tu amado que siempre las usas y dile el nombre y la casa que lo fabrica.

Si sabes que el llegara por ti, aplícalo en el cuello para que el pueda sentirlo.

Si va a déjate a casa después de una cena romántica o ir al cine, cuando detenga el automóvil y baje abrirte la puerta, esparce un poco dentro del auto. En ese momento el no lo apreciará pero al día siguiente cuando salga, sentirá tu delicioso olor.

Regálale un peluche que lleve tu perfume.

Si un día visitas su casa y dan una vuelta por su alcoba, deja un poco de tu olor en su almohada.

Prueba esta sencilla técnica de seducción y lo tendrás flechado.

La idea es que cada vez que el perciba el aroma le venga tu imagen a la mente y ten por seguro que no solo estarás en su mente si no también en sus hormonas y su corazón.

www.hoycorrientes.com

Carrito de compra

Producto añadido al carrito de compra correctamente