TIPS PARA CUIDAR DE TU MAQUILLAJE

29/04/2011

No sólo son valiosos por el dinero que has invertido en ellos y por el tiempo que has tardado en seleccionarlos. Los cosméticos son valiosos por su gran utilidad, pues te ayudan a verte más guapa y sofisticada. Aprende a cuidar de estos aliados de belleza con estos sencillos tips.
Lávate las manos antes de maquillarte. Parece algo básico, pero muchas chicas no lo hacen. Si tus manos están limpias, tus cosméticos también lo estarán. Además, de esta forma alejarás a las molestas infecciones en piel y ojos.


Ciérralos bien. Esto evitará que se desperdicien y también que manchen otros productos o tu neceser. Y lo más importante: mantendrás alejados al polvo y a las bacterias.


Guárdalos correctamente. Reserva un lugar específico para tus cosméticos. Este lugar debe ser fresco y seco, lejos de cualquier humedad (por eso el baño no es el mejor lugar para guardarlos) y rayos de sol (pues pueden alterar sus propiedades químicas y hasta derretirse).
Mantenlos limpios. Después que los utilices, límpialos con un pañuelo desechable, de forma que los bordes externos e internos queden sin residuos. En el caso de las brochas y los pinceles, lávalos con jabón neutro cada dos semanas y déjalos secar por completo antes de guardarlos.


No les añadas agua o saliva. Estas sustancias son ajenas al producto y pueden contaminarlo o causar una reacción química. Sólo si se indica, añade agua. Es el caso de algunos maquillajes sólidos, pues debes humedecer la esponja para aplicar correctamente.


Caducidad. Los labiales duran aproximadamente dos años; el rímel, tres meses; las sombras en polvo, año y medio; si son en barra, hasta dos. Respecto a los delineadores, deséchalos un año y medio después de su primer uso; si son líquidos, durarán en buen estado seis meses. El maquillaje líquido dura un año, al igual que los correctores; el polvo compacto, dos años.


Conoce tus cosméticos. Debes saber exactamente lo que tienes (para no comprar de más) y cómo es su textura original. Esto te permitirá percibir cualquier cambio en cuanto a color, aroma y textura. Si algo no está bien, entonces desecha el producto.



Carrito de compra

Producto añadido al carrito de compra correctamente