PERFUME Y PERSONALIDAD. DESCUBRE EL PERFIL DE TU FRAGANCIA

01/09/2011

Cuando adquieres un perfume más allá de lo que le indican sus sentidos olfativos o visuales, hay un aspecto que pocas veces se tiene en cuenta que es el de la Personalidad. La mayoría de los comerciantes, diríamos perfumistas, tienen en cuenta los primeros factores, los que impactan, los que atraen a la persona que adquirirá el producto ellos tienen que ver más con lo visual y como dijimos antes con ciertos sentidos, pero a la hora de analizar los por qué verdaderos, nos encontramos con que los individuos tenemos ciertos rasgos de nuestra personalidad arraigados y otros que no lo son tanto, que son más bien temporales o circunstanciales, que se llaman “emociones”.
Cuando elegimos determinados objetos, no sólo los elegimos porque son bonitos o porque nos atrae su aspecto, imagen, figura o similar, lo hacemos porque hay un aspecto de nuestra personalidad que “Resuena” con este objeto determinado y se produce un efecto de empatía que nos lleva a querer adquirir o poseer. Hay muchos aspectos de nuestra psicología que aún están poco explorados y si es que encontramos una respuesta al respecto esta será dada con un contenido demasiado científico o difícil de comprender para la persona común.
Lo que queremos expresar es que en nuestro caso, como interesados ​​en conocer algunos aspectos más profundos de la personalidad relacionada con el Perfume, los Aromas y las Fragancias, necesitamos saber que hay varios factores a tener en cuenta cuando preparamos nuestro stock de perfumes y fragancias, y entre ellos: nuestra personalidad, el tipo de dieta que realizamos, nuestra química corporal, nuestro tipo de piel, la sensibilidad a los productos que componen los perfumes que adquirimos, la hora del día en que los utilizamos, en la estación del año, la actividad solar, nuestra actividad física, nuestra sensibilidad emocional a ciertos aromas y nuestras reacciones inconscientes a los mismos.
Como se dará cuenta el lector de este material, no es sólo el factor de impacto visual y olfativo lo que determina nuestras elecciones, sino más bien, nuestra sensibilidad emocional y nuestra psicología que están en armonía y sintonizan con la fragancia.

Lo que más preocupa siempre al adquirir un perfume, es su tiempo de duración. Es lo que consideramos menos en este momento lo más importante. Quizá haya otros factores que también lo sean, pero sólo daremos los que resulten más sencillos y prácticos, para poder determinar qué tipo de fragancia recomendaremos según el perfil de nuestro cliente o entrevistado y acercarnos más a su necesidad real, conociendo la su “gusto” inconsciente que será el que quedará revelado a través de los cuestionarios.
Una de las partes del Test cuanto a la permanencia y Tipo, donde a través de preguntas que se formulan de manera amena, se hace un reconocimiento de rasgos corporales, hábitos de la persona, lugar de residencia, dieta , y otras preguntas de auto-referencia para saber cómo se ve la persona a sí misma, que es la parte un poco más complicada de la cuestión.
Otra de las partes de este test se refiere a la relación que existe entre las familias de fragancias y la personalidad, donde la persona se expresa a través de las preguntas, las cosas que le gustan, que es lo que le atrae, qué actividades realiza, qué música escucha entre las principales.
Al finalizar la serie de preguntas, se realiza una puntuación y se determinan los perfiles de fragancia más de acuerdo con la persona comparando sus gustos “conscientes” con los que realmente necesita para su personalidad en un momento determinado.

www.perfume-facil.com.ar

Carrito de compra

Producto añadido al carrito de compra correctamente